Manual del Buen Vecino
---------------------------------------------
(c) Victor F Rodriguez | 809 687-6536
Un buen vecino saluda siempre con una sonrisa a otro vecino. Es cortés y amable. Sabe su nombre.
Conoce sus deberes y derechos. Respeta la propiedad ajena y cuida las áreas comunes. EVITA ARRABALIZAR.
El buen vecino alienta las acciones positivas hacia la comunidad que realiza otro vecino. Y si cree que lo puede hacer mejor, le da la mano.
Se comunica con voz amigable y no utiliza lenguaje indecente ni obsceno.
NO HIERE CON PALABRAS
Un buen vecino pide disculpas si se equivoca o comete una ofensa hacia otro.
ARREGLA LO QUE ESTÁ ROTO.
Un buen vecino modera el volumen de la música que le gusta de modo que no moleste a su vecino.
EVITA SONIDOS ESTRUENDOSOS
Un buen vecino trata de llevar al mínimo la exposición de los gases tóxicos que emanan de su vehículo cuando transita o parca en su residencial. Tampoco contamina el suelo con lubricantes u otros desechos.
TIENE CONSCIENCIA ECOLÓGICA
Colabora con la Junta de Vecinos para el mejor desenvolvimiento del sector.
Un buen vecino mantiene limpio el entorno de su vivienda y áreas comunes. Limpia los desechos arrojados por sus mascotas.
Contribuye sin reproche con los costos económicos de reparación y mantenimiento requeridos por la comunidad.
Sabe vivir en comunidad.
Sabe agradecer cuando es favorecido.
CONOCE SUS DERECHOS Y DEBERES.
Un buen vecino dice:
“Con la ayuda de Dios intentaré ser mejor vecino cada día.”
No desperdicia el agua. Repara las fugas de tuberías y cierra los grifos abiertos innecesariamente. Sabe que hay millones que la necesitan.
QUIEN DESPERDICIA AGUA, ROBA VIDA.
Busca la Amistad; nunca la enemistad.  El buen vecino reconoce su responsabilidad social.
RECHAZA LOS CHISMES.
Si usted ha leído este documento y lo pone en práctica,
Bien hecho!
¡Usted es un buen vecino!